El Fondillón es uno vino originario de Alicante. Es uno de los más cotizados a nivel nacional y está entre los mejor valorados del mundo. A continuación, te damos algunos detalles sobre su composición, pero antes permítenos mostrarte unos datos llamativos sobre esta singular bebida. Después te diremos dónde puedes comprar el mejor Fondillón.

Qué saber antes de comprar Fondillón

Antes de comprar Fondillón has de conocer algunas curiosidades sobre este vino. Te ayudarán a entender lo que realmente estás bebiendo y valorar más el producto. También te explicamos como a pesar de compartir algunas características organolépticas semejantes al Jerez o al Oporto, son muy diferentes.

La elaboración del Fondillón

Una de las grandes diferencias que tiene el Fondillón con otros vinos dulces está en la variedad de la uva. Tan solo se acepta Monastrell de Alicante para su elaboración. Otros vinos reciben su denominación en base a los métodos de fermentación, como ocurre con el Jerez, sin importar el tipo de uva.

El proceso de elaboración también es diferente al de otros vinos dulces. Para conseguir el Fondillón han de pasar al menos 8 años en barril, aunque es habitual tenerlo de 10 a 20 años. Si se deja más tiempo y se suministran los cuidados adecuados, seguirá mejorando e incrementando su valor.

Exclusivo de Alicante

El Fondillón es un vino exclusivo de Alicante. Hay dos razones principales que respaldan esta afirmación. Una es la variedad de la uva y otra la elaboración tradicional única.

Para la elaboración del vino hay que utilizar la variedad de uva Monastrell. Aunque su producción no es exclusiva de la región, sí es donde el fruto encuentra las condiciones únicas para alanzar el sabor y madurez deseadas para conseguir Fondillón. Una uva importada, a pesar de ser del mismo tipo, no daría un resultado óptimo.

Este es un detalle muy interesante, ya que cuando paladees un Fondillón estarás disfrutando de uno de los sabores únicos de nuestra tierra, de un producto 100 % de origen nacional. Disfrutar de algo tan auténtico seguro que es un aliciente extra.

Sin licores añadidos

Otro de los detalles que hacen tan especial a este mítico vino es que la fermentación se realiza sin añadir licores. La alta graduación se alcanza de manera natural. Gracias a los azúcares propios de la uva y a los extensos tiempos de fermentación, se logra la madurez óptima. Otros vinos, como el Oporto, se enriquecen añadiendo alcohol destilado vino.

El proceso de fermentación natural del Fondillón da como resultado un vino más puro. Al no tener añadidos se consigue que la textura y el sabor sean únicos. Merece la pena comparar con otros dulces y apreciar por ti mismo esta característica única.

La breve historia del Fondillón

La historia del Fondillón es realmente sorprendente. Los fenicios trajeron las uvas y compartieron sus conocimientos sobre elaboración de vino con los habitantes de la Península. Poco a poco llegó la especialización y se encontraron las variedades más apropiadas para cada zona.

Los romanos se aprovecharon de la excelente calidad del vino alicantino y lo hicieron llegar a la misma Roma. Después de este periodo llegó la soberanía árabe y, aunque todo presagiaba la desaparición del vino en la zona mediterránea, no fue así. Las normas no fueron tan estrictas como cabía esperar. Se produjo una disminución en el consumo, pero no llegó a desaparecer.

Tras la reconquista llegaron tiempos duros para el pueblo de Alicante. Los campesinos apenas disfrutaban de privilegios y el producto de la vid no era menos. Sin embargo, se les permitía ir a la rebusca por las que fueron sus vides. Para cuando las recogían, las frutas estaban sobremaduradas en la parra. Para sorpresa de todos, el vino que surgía de estas uvas era excelente. Así nació el Fondillón.

Tras siglos de esplendor, el Vino Alicantino, como se le conocía por entonces, sufrió una tremenda devaluación. Los tratados comerciales se desplomaron, enfermedades como la filoxera atacaron a la vid. Después llegó la Guerra Civil y a continuación la segunda Guerra mundial, que fueron el remate final para la extinción total del Fondillón, o eso se creía.

Después de todas estas vicisitudes, un alicantino decidió reactivar la comercialización de este manjar. Aprovechando un barril lleno de fondillón que había sobrevivido por décadas en perfecto estado, retomó la tradición. Poco a poco se fue recuperando y volvió al lugar que le correspondía. Hoy es uno de los más grandes vinos a nivel mundial.

Sin duda, tras una historia tan rica y agitada como esta, hay que reconocer que tomar un buen Fondillón es un verdadero privilegio. Es una de las grandes ventajas de vivir en un país con una cultura y una gastronomía tan rica y variada.

Las mejores bodegas en las que comprar Fondillón

Existen bodegas que elaboran y comercializan el producto que ellos mismos elaboran. Si quieres saber en cuáles se puede comprar Fondillón, toma nota.

  • Las Virtudes. La Bodega Las Virtudes se fundó en el año 1961. Es una cooperativa que aunó el trabajo de 129 socios. Pequeñas bodegas con centenares de años de experiencia se fusionaron. Esto la convierte en una de las mejores para obtener Fondillón. Disponen de uno exquisito, con solera de 1972. Más adelante te explicaremos cómo puedes comprarlo online.
  • Primitivo Quiles. En el año 1926 se fundó la bodega Primitivo Quiles, en la localidad alicantina de Monóvar. Pero no fue este el año en el que la familia Quiles tuvo su primer contacto con el vino. Desde 1780 comenzaron a cultivar y fermentar la uva. Tienen un Fondillón con solera 1948.
  • Bocopa. La bodega Bocopa es una cooperativa moderna, fundada en 1987. Tiene un Fondillón más económico, pero de muy buena calidad. Comercializan uno con solera 1988.
  • Santa Catalina del Mañán. Gran Mañán es el nombre del Fondillón que comercializa la bodega Santa Catalina. Fue premiado en el año 2017 con el distintivo medalla de oro de la Cofradía del Vino Reino de la Monastrell.
  • MGWines. La familia Miñano Gómez dispone de viñas en diferentes puntos de la Península. Entre las muchas hectáreas de vid que posee, se encuentran las de Monastrell, en Alicante. Una subdivisión del Grupo MG es la alicantina bodega Monovar. En ella comercializan sus dos tipos de Fondillón, uno de añada de 1996 y otro con una madre superior a 50 años.
  • Vinos de Algueña. Se fundó en el año 1970, para aunar los conocimientos y el trabajo de los vendimiadores de la zona. La componen unos 400 socios que cultivan cerca de 2.300 hectáreas de viña. Entre los vinos destacables de la marca está el Fondillón con madre de 1980.
  • Bodegas Alejandro. Las discretas bodegas Alejandro están situadas en Monóvar. Disponen de Fondillón y otras delicatessen de la tierra. Si estás por la zona te recomendamos que las visites.
  • Bodegas Francisco Gómez. La antigüedad de la bodega se remonta al siglo XVIII. Tras un cambio de nombre y de dirección, se convirtió en la productora de vino que es hoy en día. Dispone de una finca con más de 3.500 hectáreas y 250 viñedos, y de un Fondillón excepcional del 88. Un vino con una alta puntuación en la guía Repsol 2018.
  • Roberto Brotons. La bodega de Roberto Brotons es conocida por el Caserío Culebrón, ubicado en la población del mismo nombre, “Culebrón”. A finales del siglo XVII, durante la Guerra Civil, el abuelo escondió en el pajar cinco toneles pequeños registrados a finales del siglo XIX. De ahí saca una auténtica joya solo apta para amigos y familiares. Pero también comercializa otro, con la madre que rescató de un bidón del año 1964, de matices excepcionales.

Comprar Fondillón desde casa

Este es un vino reservado para el postre o para disfrutar de un agradable descanso en cualquier momento. Puedes obtenerlo en la misma bodega, en una tienda especializada o por Internet. Esta última es una gran opción, porque recibirás el que deseas en tu misma casa.

Para conseguir el que comercializa la bodega Las Virtudes, puedes hacerlo a través de nuestra tienda online, Tesoro del Mediterráneo. Aquí tienes uno de los mejores vinos Fondillón de Alicante. Pero disponemos de muchos más. Puedes encontrar blancos, tintos, rosados, ecológico… Además, disponemos de un catálogo de aceites de oliva vírgenes extra que sorprenderán a los paladares más exigentes.

La compra es muy sencilla. Escoge los vinos que desees adquirir y añádelos al carrito. Cuando los tengas todos abre el carrito, elige el tipo de envío y paga por medio de tarjeta de crédito o transferencia bancaria. Si recoges el pedido gratis en la cooperativa o superas los 50 euros de compra, no tendrás que pagar gastos de envío. ¡Así de fácil!