ENVÍO GRATIS EN TODOS LOS PACKS

O POR PEDIDOS > A 90 € DE CUALQUIER PRODUCTO

Carrito

No hay productos en el carrito.

¿Cómo se hace el vino? Te lo contamos

Sabes que proviene de la fermentación de la uva y que, si es bueno, tiene un sabor exquisito. Pero, ¿cómo se hace el vino? Lo cierto es que es un proceso muy complejo, así que te daremos unas nociones básicas para comprenderlo.

Cómo se hace el vino paso a paso

Para entenderlo es necesario conocer el proceso paso a paso de cómo conseguir transformar las uvas en vino. Existen tantos matices y pequeños detalles que intervienen en su producción que se podrían escribir varios libros para cada variedad.

El cultivo y la recolección de la uva

Antes de preguntarse cómo se hace el vino es necesario conocer la importancia de la uva y de la recolección. Cada tipo de fruto requiere unos cuidados específicos que conviertan el producto en una bebida entre aceptable y excelente. El agua, en su justa medida, y el sol son básicos para obtener el producto por medio de procesos naturales.

Una vez seleccionada la uva que mejor se adapta a la región y de controlar su cultivo, hay que recolectar correctamente. Ha de escogerse el punto de maduración óptimo, lo cual requiere mucha rapidez. Además, la vid tiene sus procesos. Para no dañarla y conseguir la fruta en el momento preciso, hay que elegir la mejor hora del día.

Una vez recolectada, la uva no puede estar expuesta a los rayos solares. Si no se lleva a un lugar fresco y oscuro para su estrujado inmediato, iniciará el proceso de fermentación antes de tiempo. Esto determina la calidad del producto final.

El despalillado

El siguiente paso es el de separar las uvas de la planta. Por medio de un proceso mecánico se aprovechan los granos de uva y se desechan los palos que las mantienen unidas en el racimo, las hojas y otras partes indeseables.

Estrujado

Mediante el estrujado se separa el mosto de la piel y las pepitas, el llamado hollejo. Es importante controlar la presión para no romper pepitas. Esto condicionaría la calidad del vino. Si se estrujan en exceso el vino tendrá gusto astringente.

Maceración

La maceración es el siguiente paso de la elaboración. Se deja reposar a temperatura contralada tanto el mosto como el hollejo durante unos días. Así se confiere el sabor y textura que dará el carácter al producto final.

Fermentación

Esta se divide en dos partes, la fermentación alcohólica y la fermentación maloláctica. Te explicamos cómo se produce la alcohólica primero y la maloláctica después.

  • Alcohólica. La primera se lleva a cabo durante un periodo de dos semanas aproximadamente. Las bacterias del hollejo y el mosto se activan produciendo un proceso de fermentación que da lugar a grandes cantidades de alcohol. Pasado este tiempo, el vino se separa del hollejo y se pasa a un nuevo recipiente.
  • Maloláctica. El primer proceso de la fermentación rebaja la acidez del mosto, convirtiendo el ácido málico en láctico. Este último consigue finalizar la etapa de la elaboración, llenando de sabores suaves y agradables al vino. Dura unos 20 días aproximadamente.

Algunas dudas sobre el vino

Ahora que sabes cómo hacer vino puede que te asalten multitud de dudas. Estas son algunas de las respuestas a las preguntas más comunes sobre la trasformación de la uva en vino:

  • ¿Cómo se hace el vino tinto? El tinto es producto del contacto del mosto con el hollejo. Durante la etapa de maceración obtiene ese característico tono rojizo.
  • ¿Cómo se hace el vino blanco? El vino blanco se hace habitualmente con uvas blancas, aunque hay excepciones. La fase de maceración es eliminada en el proceso, salvo en algunos casos en los que se mantiene unas horas en contacto con el hollejo. Suelen tener matices más dorados al final de la elaboración.
  • ¿Cómo aumentar el grado alcohólico de un vino? Tras el macerado, el hollejo es apartado y prensado para obtener un mosto que se suele destinar a la obtención de alcohol vínico. Este se utiliza para añadir a otros vinos y aumentar el grado alcohólico. Con esto se consiguen vinos fortificados o generosos como el Jerez o el Oporto.
  • ¿Cómo hacer vino de maceración carbónica? Los vinos de maceración carbónica, también llamados cosecheros, se realizan sin el proceso inicial de despalillado y estrujado. Se almacenan los racimos enteros. Los de abajo se estrujan por sí solos y el líquido comienza la fermentación. El CO2 desplaza al oxígeno y propicia que cada grano se fermente individualmente. Tras 9 o 15 días, aproximadamente, se separa el vino ya terminado para la postfermentación que estime el bodeguero.

Ahora que sabes cómo se hace el vino, queremos decirte que en Tesoro del Mediterráneo cuidamos con mimo los procesos de nuestros vinos. Controlamos cada paso para que el resultado sea de tu agrado. Te invitamos a que los pruebes.

Tesoro del Mediterráneo

Consigue un 5% dto.

Suscríbete a nuestra newsletter y, además de todas las novedades sobre nuestros productos y compañeros productores, recibirás un cupón del 5% de descuento para tu próxima compra.