Uno de los mejores vinos de Alicante es, sin ninguna duda, el Fondillón.

La uva que se utiliza para la elaboración lo hace único y le da un reconocimiento especial a nivel internacional. Aquí encontrarás las características que hacen del Fondillón un vino excepcional.

La uva del Fondillón, única en el mundo

Una de las claves de por qué el Fondillón es único en el mundo, tiene que ver con la uva que se utiliza en su elaboración. Se trata de la variedad Monastrell, que pasa largo tiempo en cepa. La maduración extra en la misma planta, es lo que lo hace único. Tan solo en la provincia de Alicante se dan las condiciones óptimas para conseguir el mejor resultado.

El vino posee el reconocimiento a nivel europeo “E-Bacchus”, gracias, en parte, a la maduración de la uva en la misma cepa. Sin embargo, no es la única característica de su elaboración que lo hace un caldo especial. Los diez años de crianza mínima le otorgan una vejez excepcional, con un aporte de matices amaderados que deleitan el paladar de cualquiera.

Para la crianza no se utilizan barricas nuevas, como es lógico y digno de este vino, se utilizan los mejores toneles. Algunos tienen capacidad para albergar más de 1.000 litros. En ellos alcanzan los 16º mínimos que requiere para alcanzar su identidad.

Otro de los requisitos para considerarse un auténtico Fondillón es que sea totalmente natural. En ningún momento del proceso se han de añadir sulfitos ni ningún otro tipo de químico para acelerar, conservar o modificar el proceso.

Cómo es el vino Fondillón

El Fondillón es un vino con alta graduación. Para que se considere como genuino ha de poseer la Denominación de Origen de Vinos de Alicante y estar compuesto por el mosto de la uva Monastrell, sobremadurada en la misma vid.

La larga crianza en las barricas y la maduración de la uva le confieren azúcares naturales que resultan sumamente agradables en boca. La experiencia de paladear una botella de este “Tesoro”, es larga y delicada. La densidad del manjar líquido invita a tomarlo con calma, disfrutando de cada nota envejecida, del sabor afrutado y de un delicioso matiz amargo al final.

Es muy aromático, con notas a frutos secos y madera, que inundan el aire tras el descorchado. Abrirá boca al tomarse como aperitivo y servirá de complemento ideal durante el postre o la sobremesa. Algunos cócteles también añaden una pequeña cantidad para realzar la mezcla.

No desperdicies la oportunidad de adquirir una botella de este maravilloso vino, único en el mundo. Sorprende a tus invitados con este delicioso “Tesoro que deleitará hasta los paladares más exquisitos.